Limpiar o lavar las joyas de oro, plata, perlas, diamantes y esmeraldas

Las joyas desde siempre han formado parte de la sociedad; abalorios, adornos y ornamentos de joyería han estado presentes desde los inicios de las culturas, pero nunca antes han sido tan populares y de un uso tan masificado, la importancia de las joyas de imitación, el oro puro, la plata de ley, la bisutería y muchos otros materiales, ha permitido el uso de las joyas a todo el mundo; lo que pocas personas saben y la pregunta que todo el mundo se hace es:

¿COMO LIMPIAR MI ANILLO DE ORO Y EN GENERAL LAS JOYAS CORRECTAMENTE?

En éste caso con centraremos en las joyas auténticas (por su valor) y describiremos los procesos recomendados por los propios joyeros, para la correcta limpieza casera de tus joyas:

ADVERTENCIAS:

  • Parece una tontería mencionarlo pero NUNCA comience el procedimiento de limpieza de las joyas en su lavabo o friegaplatos si no ha tapado el desagüe. Si por algún motivo tiene éste inconveniente, al final la abuela de Consejosdelimpieza.com, nos contará el procedimiento que debe hacer inmediatamente.
  • Revisa primero tus joyas y NO LAVAR si tienen alguna piedra floja o a punto de caer o que se mueva en su “casquete”.
  • Cuando mencionamos la frotación con cepillo de cerdas suaves, tenga en cuenta que es un roce suave y no sirve el cepillo de dientes porque sus cerdas suelen ser muy duras y algunas veces ese cepillo viejo ya se ha utilizado con materiales abrasivos como el desengrasante y puede contener residuos.
  • Guárdalas siempre tus joyas en bolsas de algodón, nunca en una bolsa de plástico y siempre separadas de otras joyas, sus cajas o felpas originales son la mejor opción… los joyeros a la vista, sobra decir que están pasando de moda.
  • Cuando vaya a secar las piedras con algún paño, nunca haga fuerza, si encuentra resistencia se puede deber a que se ha atascado el paño, si tira puede hacer que las puntas se abran y suelten o aflojen la piedra preciosa.
  • Las joyas y en especial la esmeralda, no deben ser limpiadas más de dos veces al mes.

LIMPIAR LAS JOYAS DE:

ORO: Si tus joyas están opacas, muy amarillas u oscurecidas, prepara un litro de agua tibia, echa un poco de jabón gel de lavar platos y añade unas gotitas de amoniaco al agua jabonosa, sumerge en ella las joyas de oro y frótalas suavemente con un cepillo de cerdas suaves. Enjuágalas con agua tibia y déjalas secar con el aire.

Si no están muy sucias, simplemente utiliza la mezcla anterior sin agregar el amoniaco.

NOTA:
Nunca utilice lejía, blanqueador o cloro en las joyas de oro, las maltrata y decolora.

PLATA: La plata es un metal muy suave que se raya con facilidad. Para limpiar sus joyas de plata solo debe echarles un poco de agua y pasar un trapo para sacar brillo.

NOTA: Existen en el mercado paños limpiadores para plata pero en Consejosdelimpieza.comno recomendamos añadir los productos “grasos” de supermercado, que darán un buen resultado en el primer momento pero con el tiempo son un imán para el polvo; utilice mejor agua y una esponja totalmente limpia.

DIAMANTES: Son tan caros pero por lo mismo resistentes; la mejor manera de limpiar los diamantes es frotarlos con un cepillo humedecido en agua jabonosa y secarlos con un paño.

Para una limpieza más a fondo, deje en remojo durante 20 minutos en una solución de una taza de agua tibia y 1/4 de taza de amoniaco.

Luego frote suavemente con un cepillo de dientes de cerdas suaves para alcanzar las aristas y las pequeñas áreas entre el diamante y el ajuste. Enjuague con agua tibia, y si tiene utilice un pañuelo de papel frotando suavemente para que no se deshaga. Usualmente los diamantes están montados en platino, así que el método sirve para limpiar el ajuste.

PERLAS: Cuando las perlas están muy sucias, muchos expertos recomiendan sumergirlas en  1/4 de agua con 1 cucharada de detergente para lavadora por 10 a 15 segundos y luego pasarles un paño suave de algodón, para terminar con un secado al aire; desde Consejosdelimpieza.com no recomendamos sumergirlas (a menos que esté segura) porque muchos de los joyeros consultados insisten en que el remojo en hilos de perlas puede tener el efecto de que la cadena se estire), para evitar remojar, recomendamos otro método de limpieza para tu collar de perlas que consiste en frotar cada perla individualmente con un paño de algodón suave y limpio, humedecido y bien exprimido en una solución de dos tazas de agua tibia y unas gotas de líquido lavavajillas neutro.

0
    0
    Tu carrito
    Your cart is emptyReturn to Shop